viernes, 2 de septiembre de 2011

NENO, Un Niño Pequeño / Capítulo 1: Mi Verano Azul





Hola. Soy Neno, un niño pequeño.

Ya se acaba el verano y hay que volver al cole.

Jo. Con lo bien que se está sin hacer deberes y sin tener que lavantarme pronto todos los días. ¡Vaya rollo!

Yo este verano me lo he pasado chachi. Aparte de los quince días que hemos estado en Mallorca con todos los primitos y los tíos, el resto del verano lo he pasado en el barrio. A Mallorca fuimos en avión y todo. Pero yo me lo paso muchísimo mejor en el barrio que en la playa.

Es que a Mallorca no me dejaron llevar las pinturas, ni los lápices, ni las libretas, ni nada de nada. Mi madre me dijo que ya me paso bastante tiempo el resto del año escribiendo cuentos y dibujando monigotes, que no me venía mal cambiar un poco.

Mi papá tambien dice que tengo que salir más a la calle a jugar al fútbol con los otros niños y a correr con la bici por el monte que hay junto a nuestro barrio. Que eso de leer tantos libros de tonterías, leer tantos tebeos y ver tantas películas no puede ser nada bueno. Mi papá le dice a veces a mi mamá que si sigo así saldré mariquita.

Yo no sé lo que es eso de mariquita. Sólo sé que me gusta inventarme historias y dibujar .

Pero es que los demás niños son un poco brutos. Me dan un poco de miedo. Y me pueden. A ellos les gusta jugar a Verano Azul.

Pero al Verano azul de Pancho y Javi.

A mi me gusta más jugar al Verano Azul de Bea y Desi.

Con mis primas Maite y Clara y sus amigas también vamos con las bicis por ahí. Pero no nos tiramos por las cuestas para abajo como hace mi hermano mayor con sus amigos. Mi hermano se cayó de la bici y se rompió una pierna y todo. Yo no quiero romperme una pierna. En su escayola le dibujé una calavera de los piratas con el rotulador Carioca rojo. Me quedó muy guay. A mi hermano le gustó porque me sonrió cuando lo vio terminado.

Con mis primas y sus amigas jugamos a que tenemos un club secreto. Cada miembro del club tiene un carnet con el dibujo de un animal. Los he hecho yo y les ha gustado mucho. Yo soy el zorro. También tenemos una guarida secreta en una casa abandonada que hay cerca del barrio. La hemos limpiado un poco y ahora hacemos allí merendolas con chuches.

Y escribimos cuentos. Y hacemos revistas. Y jugamos al Un, Dos, Tres. Y bailamos las canciones de Parchís.

A mi me gusta jugar a Verano Azul.

Pero al Verano Azul de Bea y Desi.

9 comentarios:

  1. Yo es que de pequeño era un poco autista, por así decirlo, con decirte que mis compañeros de clase me invitaban a sus cumpleaños y pasaba de ir. También es cierto que por aquel entonces vivía un año o dos en cada ciudad, no más, y pensaba "para que hacer amigos si tendré que largarme".

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Yo he veraneado, exactamente, desde los 0 a los 18 años, siempre con mis abuelos, además toda la temporada, me apalancaba en la playa con mis abuelos el día inmediatamente posterior a las vacaciones (16 de Junio) y me iba el día inmediatamente anterior de empezar el cole (14 de Septiembre) y créete que, a pesar de eso, nunca hice amigos ni en la urbanización, ni en el pueblo, ni en la playa... y es que yo me las apañaba con mis libros, mis cuadernos, mis dibujos (como tú) y no necesitaba más... a eso añádele que nunca en la vida me he aburrido....

    ResponderEliminar
  3. Pues ser niño y jugar a lo que te gusta es un privilegio.
    El verano casi acaba.
    Recibe mis saludos.

    ResponderEliminar
  4. Se empieza a ser viej@ cuando se deja de jugar.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola! Soy un niño demasiado responsable, adulto para mi edad. Me temo que esto me va a causar problemas en el futuro, entonces echaré de menos esta parte de mi desarrollo personal. Soy bastante tímido si tengo que comenzar una nueva relación, por eso suelo estar bastante sólo pero no me aburro, leo y leo sin parar pero en esta época los libros infantiles no muestran más que una visión ideal, perfecta y moral del mundo. Espero que cuando la realidad se haga presente no me traumatize, he leído que el mejor arma para evitar el posible daño será la ironía. ¿Seré entonces un adulto demasiado infantil?

    ResponderEliminar
  6. Yo era bastante torpe, siempre me dejaban para el final cuando hacian los equipos para jugar a campos quemados, y siempre me dejaban atrás cuando ibamos con la bici( porque en las cuestas tenía que ir caminando).A mi también me gustaba más leer (lo de dibujar nunca a sido lo mío,recuerda nuestras sesiones de Pictionary),tenía la colección completa de Los Hollister(y mira que eran repolludos los tíos), y los tebeos nunca faltaron en mi casa. Mis padres también me insistían todo el rato para que saliese a jugar, pero yo no quería, me deshinchaban las ruedas de la bici cuando me despistaba y luego me decían que se habían pinchado y que no podía acompañarlos. Espero que no sea cosa de padres (lo de insistir todo el rato para hacer cosas que no quieres),a mi me gustaría que Helena se divirtiese como quisiera. Pero es que luego los padres hacemos cosas tan raras por el bien de nuestros hijos...

    ResponderEliminar
  7. Que niño tan alegre y creativo, que nunca deje de ser así, que su esencia es lo que lo marcará durante todo lo que le quede de vida...

    Por alguna razón yo también tengo cosas como las que les gustaba hacer a Neno de pequeño, tenía tanta imaginación y mis sentimientos, siempre los protegí, nunca me gusto jugar con los chicos porque se herían y yo no quería salir herido...

    Yo era mi Príncipe en mi pequeño mundo, mi pequeño reino, con mis amigas que siempre iban a estar ahí cuando yo necesitara...

    ResponderEliminar
  8. Querido ZOWI: Me comunico contigo via comentarios (¡mira que eres reacio a darme tu e-mail!) en fin, para poner en tu conocimiento que te he otorgado la mención COMENTARISTA DEL MES DE SEPTIEMBRE en mi blog, yo es que doy las menciones a mes vencido, significa que has sido mi comentarista más activo en AGOSTO... la próxima vez que entres en mi blog, lo verás en el margen derecho... ¡Por cierto y lo que me ha costado conseguir que te bajaras esos vaqueros azules con los que te dibujas, aunque te he respetado el polo naranja, jejejeje!

    ResponderEliminar
  9. Genial... muy bueno! Una forma muy original de darnos a conocer la tierna infancia...
    ¡Hombre! Se ve que tu sensibilidad es especial... desde pequeño...
    Claro que... ¡mira que no jugar con Pancho y Javi! ¡hombre!... ¿no te das cuenta que por el bañador muchas veces se ven las pelotillas colgando? jajajaj! ¡ya te vale!... si era lo más interesante de los Panchis y los Javis... que llevaban los bañadores tan prietos, que algunas veces se les salían los huevos... jajaja! ¡ayyyyyyyyyyyyyyyyy!

    Besos, Zowi!!!

    ResponderEliminar