sábado, 29 de octubre de 2011

ZOWINI, El Vidente Gratuito - Consulta Nº1 / Las Preguntas


Estaba yo el otro día por la noche, muy por la noche, viendo la tele. Bueno, haciendo zaping. Y a pesar de tener tropecientos canales de series, cine, documentales, etc... (es que tenemos el ONO, oyes), me quedé viendo como un tontito en la TDT a una vidente que, no sólo te adivinaba el futuro, sino que también te hacía milagros y todo. Así, sin más. Bueno, así sin más no. Que había que llamar a un teléfono, que te cobraba por minutos. No sé lo que se tarda en adivinarte el futuro o en hacerte un milagro, pero intuyo que será bastante.

Pues, atentos, muchachos. Que aquí está Zowini para hacer lo mismo, ganarse la vida adivinando el futuro. He descubierto que esa es mi vocación. Y estais de enhorabuena, porque en estas primeras semanas lo haré gratis. Leer el futuro, me refiero. Que lo otro ya lo hacía gratis antes. Y con el primero que se me pusiera a tiro.

Aprovechando que tengo dos bolas bastante grandes, una de ellas de cristal, responderé a todas vuestras preguntas, queridísimos amigos de la blogosfera.

En la zona de comentarios de este post, debeis dejar vuestra pregunta o duda. Sobre el amor, sobre el dinero, sobre el trabajo, sobre la salud. Si quieres saber si tu novio te engaña. Si tu jefe te ascenderá de puesto gracias a tu constante peloteo. Si te va a tocar la lotería esa a la que nunca echas. Si Rajoy va a ganar las próximas elecciones generales (ésta ya os la respondo ahora: SÍ, va a ganar). Si quieres saber todo ésto o cualquier otra cosa, pregúntame.

Aprovecharos, que es gratis. El próximo martes 1 de noviembre Zowini responderá, uno por uno y en riguroso orden de llegada, a todas las dudas que os aflijen sobre el futuro.


Paz, amor y que folleis mucho este puente.
Os lo desea con cariño: Zowini, el Vidente Gratuito

jueves, 27 de octubre de 2011

Los 40 QMLPD 4: José Luís Manzano

Marc dijo...




A mi éste ya me la ponía dura hace muchos, muchos años. Fue viendo, cuando era adolescente, una de sus peliculas en la tele. Concretamente una escena que no contaré para que no digais que estoy enfermo. Entonces no sabía ni cómo se llamaba, ni lo que representaba.

José Luís Manzano fue un actor español. Bueno, lo de actor es mucho decir.


Cara de buen chico. No os fieis. Está podrido por dentro.

Hijo de un señor al que, afortunadamente, nunca conoció y de una señora alcohólica a la que, desgraciadamente, sí que conoció. Malvivió desde pequeño en Vallecas. En una época en la que vivir en Vallecas era realmente complicado. Sin educación primaria, mi falta que le hacía, vagaba por el barrio haciendo lo único que sabía hacer: delinquir. Lo hacía junto a un amiguete suyo José Luís Fernández "El Pirri". Muy jovencito es internado en un reformatorio. Algo haría. Y allí es donde conoce, con quince añitos, al director de cine Eloy de la Iglesia, que le tutela y le saca del reformatorio para ser el protagonista de una de sus películas.

Eloy de la Iglesia  era maricón, socialista y drogadicto. Una mierda de persona, vamos. Había dirigido alguna película de cierto éxito a finales de los años setenta, entre la que destaca El Diputado (los muy, muy cinéfilos ya sabreis por qué menciono esta película). Consiguió dirigir, a duras penas y consumido por la heroina, su última película, Los Novios Búlgaros (sí, basada en el libro de Mendicutti), en el año 2.003, después de más de quince años en el olvido (los drogatas de mierda tienen estas cosas). Se supone que este director hacía un cine social donde retrataba lo más sórdido de la época. Con dureza, crudeza y sin miramientos. Como de mala hostia. No todos los críticos guays de entonces supieron entenderle. Peor para éllos.

Y es así, con José Luís Manzano como protagonista, cuando en el año 1.980, Eloy de la Iglesia estrena Navajeros, un hito del cine quinqui y un rotundo éxito de taquilla. En ésta peli, como en otras, sale también "El Pirri", que con los años se convertiría en una estrella de la tele (bueno, más o menos). Manzano no sabía prácticamente leer por lo que le tuvo que doblar la voz otro actor.


En algunas secuencias sale en pelotillas.
Correr delante de la policía es lo que tiene:
te deja un cuerpecito muy bien trabajado

(Cuando antes he dicho que Eloy de la Iglesia acogió a este actor, quise decir que se lo llevó a su casa y se lo follaba. Y le suministraba la cocaína y la heroína que necesitaba. Por si no había quedado muy claro)

La película narra la vida y muerte (y qué muerte, muy al estilo Sam Peckinpah) del delincuente juvenil "El Jaro", muy conocido entonces y cuyas "aventurillas" fueron seguidas al detalle por los medios de comunicación de la época. Como lo fueron también las de "El Vaquilla" o "El Torete", otros "actores" del cine quinqui. Joaquín Sabina le dedicó a "El Jaro" la canción Qué Demasiao ("Macarra, de ceñido pantalón...")


Siempre jugando con fuego. No tardarás en quemarte, guapo.

El cine quinqui tuvo muchísmimo exito entre finales de los años setenta y primeros de los ochenta. Arrancando con Perros Callejeros (1.977) y terminando con La Estanquera de Vallecas (1.987). Se convirtió en un género cinematográfico en si mismo. Un género popular que atraía a los chavales de los barrios, que convirtieron a estos personajes en sus ídolos. Visto ahora resulta algo ridículo. Pero como siempre que hablamos del pasado hay que conocer el contexto histórico para entender ciertas cosas.

Después de Navajeros, el tándem Eloy de la Iglesia/José Luís Manzano, rueda Colegas, donde comparte protagonismo con los hermanos Flores, Rosario y Antonio. Otros dos drogatas más. El último ya sabeis cómo acabó. Fue otro rotundo éxito de taquilla.

Y ahora es cuando llegan las dos películas mejores de estos dos individuos: El Pico (1.983) y El Pico 2 (1.984). Pocas películas he visto que me hayan jodido más. Y ya he visto unas cuantas. Sin ninguna concesión poética, ni estilística, que nos ayude a digerir el argumento. Eloy de la Iglesia, un amargado de la vida que nos quiso amargar la vida a los demás, cuenta la historia de un chaval, Paco (Manzano), hijo de un guardia civil destinado a Bilbao, que se hace amigo de Urko, el hijo de un politico abertxale. Toma ya. Y todo esto en un Bilbao de la época retratado como un personaje más. Un Bilbao sórdido, decadente, gris, duro. Un Bilbao precioso. Un Bilbao impresionante. El retrato que hace del terrorismo y de las torturas en las cárceles hoy estarían prohibidas y serían censuradas. Segurísimo. Entonces no existía todavía la mierda ésa de lo "políticamente correcto".

Los dos amigos deciden un buen día, un poco por diversión, un poco por aburrimiento, un poco porque son idiotas, pincharse heroina. La escena del primer pico es muy, muy desagradable. Entre otras cosas porque es real. Por eso os la pongo aqui abajo. Los muy morbosos no podreis evitar verla. Los muy decentes pasareis de ella. Elegid. Qué sois, ¿morbosos o decentes?. Yo siempre lo tuve claro. (los morbosos poned a partir del minuto 4:30 para ver bien la secuencia)





Pues toda la película es así. Sale el Quique San Francisco haciendo de maricón. Y es el único personaje un poco normal y positivo. Esto el colectivo gay siempre se lo agradeció a Eloy de la Iglesia. El Quique San Francisco es de los pocos que salen en esta película, que no murieron, años más tarde, de sobredosis o de SIDA. Ahora ya sólo es un alcoholico de mierda con éxito. Un triunfador.

En el Pico 2 ya se le ve a José Luís Manzano muy jodido por las drogas.

En la Estanquera de Vallecas (1.987), su última película, está sencillamente feo. Escuálido. Con ese cuerpo fibrado y sudoroso que sólo se consigue a base de no comer nada y de ponerse hasta el culo de todo.

No me pongas esa cara de penita.
Tú te lo has buscado, chaval.


"El Pirri" murió en un descampado de Vicálvaro, Madrid, en el año 1.988. Fue encontrado con una jeringuilla clavada todavía en el brazo.

José Luís Manzano cayó en el olvido, después de rodar de la Estanquera de Vallecas. Aunque intentó rehabilitarse, ayudado por un curilla rojo de Getafe, murió en el año 1.992. Le encontraron muerto en el mismo descampado que a su íntimo amigo "El Pirri". Su cuerpo fue enterrado en el Cementerio Sur de Madrid, en una fosa común, con cargo a los Servicios Sociales del Ayuntamiento. Eloy de la Iglesia, el hijo de puta que le financió las drogas, no apareció por su entierro.

A continuación os pongo un montaje que hice el año pasado, cuando me dio por estudiarme el temita, con fotitos del muchacho y con la canción de Loquillo "Cuando fuimos los mejores". Loquillo sabe, como lo saben muchos artistas de los primeros ochenta, lo que es ver a compañeros morir por las drogas. La Movida fue una mierda para la juventud. Por mucho que me quieran vender la moto de lo modernos y chachis que eran. Preguntadles a los que se quedaron por el camino. Ah, no, que no se puede preguntar nada a los muertos.

video

miércoles, 26 de octubre de 2011

NENO, Un Niño Pequeño / Capítulo 5 : El Papá De Rafita Es Superguay

Hola, soy Neno, un niño pequeño.


El Papá de Rafita es superguay. Rafita es también guay, pero su papá lo es más.

Todas las tardes, después del cole, vamos a casa de Rafita. Cuando llegamos, no está ni su mamá ni su papá. Ellos vienen más tarde. Es que, parece ser, y ésto es superextraño, pero es verdad de la buena, los dos trabajan. En mi casa, mi mamá no trabaja y está siempre: cuando me levanto, cuando voy a comer, cuando llego por la tarde y también está por la noche, cuando me acuesto. Pero en casa de Rafita no. Cuando llegamos del cole hay una señora que no es ni su abuela, ni su tia, ni nada de nada de su familia. Está ahí para cuidar de Rafita y de su hermana pequeña. Creo que la pagan y todo. Pero de esto no estoy muy seguro.

Nada más llegar merendamos, mientras vemos la tele. Vemos el Barrio Sésamo, que es un poco rollo porque es para niños pequeños. Porque yo ya me sé todo lo que sale, que es muy fácil. Pero es lo que echan y nos aguantamos. He oido, a mi tío Jesús, que en América, donde hacen las peliculas, hay más canales de televisión y puedes ver hasta tres o cuatro cosas a la vez. Pues eso es una tonteria. Cómo vas a ver tres o cuatro cosas a la vez. Así no te enteras de nada. Es  que, como dice mi tio Jesús, los americanos están todos locos. Pero a mi, a pesar de que Barrio Sésamo ya me lo sé de memoria, me gusta verlo, porque la tele de Rafita es en color. ¿Sabiais que Espinete es rosa?. Pues os lo juro. De verdad. Y si no que me muera ahora mismo. Yo hasta que no lo vi en casa de Rafita, no lo sabía.

En mi casa no tenemos tele en color. En mi casa Espinete es gris. Como muchas cosas en mi casa.

Luego nos ponemos a hacer los deberes. Es que Rafita y yo vamos a la misma clase. Así los hacemos más rápido y nos podemos copiar. Claro que al dia siguiente don Constantino nos dice que hemos escrito lo mismo, nos mira y nos sonríe. Y nos dice: es bueno que lo hagais juntos, aunque os copieis. Es que don Constantino mola.
Hacer los deberes en casa de mi amigo es muy chulo porque tienen muchos libros gordos y si tenemos que buscar algo está todo escrito en éllos. Sólo hay que saber buscarlo. El otro día tuvimos que buscar a los Reyes Catolicos y escribir su historia y dibujarles. Los Reyes Católicos, para los niños que no lo sepais, eran un señor y una señora que vivieron hace muchos años y que eran los que más mandaban en España entonces. Como Felipe González, que es el rey de ahora, pero en vez de uno, antes eran eran dos. Pues mejor para ellos, porque hacer los deberes entre dos es más fácil.

En mi casa no hay muchos libros. Bueno, sí, hay unos libros de los que regala la Caja de Ahorros del Círculo Católico a su impostores (o impositores, no me acuerdo). Hay uno sobre los animales domésticos con la portada verde, que es muy bonito porque tiene alguna foto en color y muchos dibujos sobre las razas  de los perros y de los gatos. Yo éste no me lo he leido, pero le uso para apoyarme cuando dibujo viendo la tele porque tiene las tapas duras y es muy grande. Hay otro de las plantas para saber resgarlas y que no se te mueran. Otro de cocina para viejos, de cosas que no le gustan a los niños, como los garbanzos o las verduras. Y también tenemos el Cantar del Mio Cid, que es un rollo porque viene en verso, no tiene dibujos y no cuenta la historia verdadera. Porque la historia verdadera es la que yo he visto en los dibujos animados, en los de Rui el Pequeño Cid que echan los sábados. Y no ésta, que es una tonteria y un rollazo.

Mientras estamos haciendo todavia la tarea, llega el papá de Rafita de su trabajo. Le da un beso a mi amigo y a mi me sonrie y me saluda alborotándome el pelo. A mi me hace gracia y me gusta. Lo hace como si él fuera mi papá también.  Nos pregunta qué tal el cole y nosotros se lo contamos todo. Es muy simpatico. A veces, cuando tenemos dudas y no sabemos hacer algo nos lo excplica muy bien. Como un maestro. Es que es superlisto.

Poco después llega la mamá de Rafita. Y se dan un beso los dos papás. En la boca. Eso sí que es raro. Es como si se quisieren o algo y fuesen novios en vez papas. Yo sonrío cuando les veo besarse. Es chulo.

En mi casa mis papas no se besan. Eso seria rarísimo. Ni se sonríen mucho. Porque mis papas son unos papas normales. A veces incluso, ni se saludan cuando llegan. Seguro que es porque yo he hecho algo mal y se lo ha contado mi mamá a mi papá y se han enfadado.

Cuando terminamos de hacer los deberes, nos ponemos a jugar, o a hacer dibujos. El papá de Rafita, como es guay, tiene una camara de video. Y lo mejor de todo es que nos la deja. La usamos para hacer dibujos animados. El otro día hicimos uno sobre un gota de agua que cae de una nube y viaja por los rios hasta el mar. Nos quedó suerchulísimo. Yo la dibujé. La gota movía la boca y todo y abria los ojos y los cerraba. Luego le pusimos voces encima. Yo hacía de la gota.y Rafita era el narrador. Cuando terminamos lo pusimos en el salón, de estreno mundial, a los padres de Rafita. Al final aplaudireron y nos felicitaron.

Como a Rafita tambien le gusta dibujar e inventarse coasas, nunca nos aburrimos. Hacemos juegos de mesa de guerras medievales con brujos y dragones o hacemos marionetas con ropa vieja que nos da la mamá de Rafita. A veces cojemos los click de Playmobil y les transformamos en superhéroes de los tebeos. Les pegamos papeles con cola y luego les pintamos con los Carioca según sea cada personaje. Tenemos ya un montón. A mi el Superman me ha quedado muy chachi. Le he puesto capa y todo.

Yo me lo paso muy bien en casa de Rafita.


EPILOGO: Neno fue amigo de Rafita desde 3º hasta 8º de E.G.B., cuando, por misterios de la vida, a Rafita le dejó de gustar dibujar y de inventarse cosas. La imaginación se le había agotado. Se juntó con otros niños y empezó a hablar de las niñas. Primero de lo tontas que eran y luego de lo mucho que le gustaba Susana Renuncio, de 8º B. Poco después, dejaron de verse y de hablarse. Así, sin más. Sin decirse nada.

Casi veinte años después, volvieron a cruzarse, charlaron, se dejaron los móviles, se dijeron "ya nos veremos". Y un día cambiaron el "ya nos veremos" por un "nos vemos mañana". Y tomaron un café recordando los viejos tiempos. Y hablaron de su vida. Rafita se llamaba hora Rafa y tenia ahora un Rafita pequeño. No con Susana Renuncio. Con otra. Y otra  vez, de nuevo, sin decirselo, decidieron no volver a verse nunca más. Porque Neno no tenia un Rafita pequeño, ni lo tendría nunca. Ni había salido con una Susana Renuncio, ni saldria nunca. Y al final,  Neno, que ya no se llamaba Neno, comprendió por qué habían dejado de ser amigos hacía años.

Porque los dos vivían en planetas totalmente diferentes.

lunes, 24 de octubre de 2011

España Según Un Demagogo Ignorante 5 : Bai, E.T.A., Bye! (Sí, E.T.A., ¡Adiós!)



Yo soy de Burgos. Pero como muchos de los de Burgos, somos también algo de Euskadi. Concretamente de Bizkaia. Toda la familia de mi padre emigró a Bilbao. En esa emigración interna española que se produjo en los años sesenta, cuando Castilla, retrasada y rural, exportaba mano de obra a los emergentes Altos Hornos de Vizcaya. Portu, Santurtzi, Sestao, Barakaldo, Ortuella, Trapagrán, crecieron gracias a la ayuda de estos trabajadores. Mi abuelo se llevó a su mujer y a todos sus hijos para allá, esperando una oportunidad. Y la encontraron. Muchos de mis tíos (mi papá tuvo ocho hermanos) se quedaron e hicieron allí su vida. Mis primos son ya vascos de nacimiento y con algunos de éllos he crecido y nos han unido muchos juegos y travesuras. Las vacaciones de chaval las pasaba en Sopelana, un municipio cercano a Bilbao, con su espectacular playa. Allí vi mi primera polla, en la playa nudista que hay en un lateral, cuando íbamos a escondidas a ver a los bañistas en pelotas. Recuerdo que no me gustó nada. Ahora me encantan.

Mi papá se volvió pronto a Burgos, fué el único, encontró a mi mamá y allí nacimos nosotros.

Nunca, jamás, he oido hablar a mi familia emigrante de haberlo pasado mal en Euskadi. De verdad. Jamás se sintieron extraños ni marginados. Al contrario. El carácter vasco, servicial, amigable, les acogió inmediatemente. Y así pasó también con muchos gallegos, extremeños o andaluces.

Yo, por casualidades del destino, acabé trabajando en una empresa constructora de Bilbao, durante siete años, hasta hace muy poquito. Y, ésto lo digo con rotunda sinceridad, nunca me encontré con ningún problema. Ni de discriminación, ni de idioma, ni nada parecido. Y eso que trabajaba para las administraciones y me he topado con municipios de todos los pelajes políticos.

Una cosa os puedo asegurar: los vascos, la inmensa mayoría, quieren que E.T.A. desaparezca. Puede que hubiera una época, hace ya muchos años, en que la mayoría de los vascos mirara hacia otro lado o simpatizara (con reparos) con el terrorismo. Pero hace mucho que ésto pasó. Y no merece la pena confundir el nacionalismo vasco con el terrorismo. Porque eso es ignorar la realidad y no querer arreglar las cosas.


Imágenes que nunca debemos olvidar y que deben estar siempre
en las mesas de negociación

El fin de E.T.A. yo no me lo creo todavía. Habrá que ver. Porque plantear ésto a un mes de unas elecciones generales me parece muy sospechoso. Y habrá que ver qué se tiene que negociar. Sin olvidar nunca que las condiciones las ponen siempre los buenos. La democracia. Nosotros.

Yo tengo clara una cosa: E.T.A. no se ha rendido porque haya querido, E.T.A. ha sido derrotada por los buenos y no le ha quedado más remedio que rendirse.  Si pudieran, seguirían igual. Eso lo tengo claro. Y seguirían toda la vida porque lo que piden es absurdo e imposble de cumplir.

E.T.A empezó a morir el día en que secuestraron y mataron a Miguel Ángel Blanco el 13 de julio de 1.997. Todo lo que ha venido después, los muertos, los heridos, todo, ha sido una prolongación de la agonía de un discurso absurdo y cruel.

Miguel Ángel Blanco a punto de morir.
Una muerte anunciada.
Aquí E.T.A. empezó a morir también un poco


Así respondió Bilbao al chantaje criminal de E.T.A.
horas antes del fallecimiento del concejal de Ermua.
Aquí empezó también el: E.TA. NO, VASCOS SÍ 

Txapote, el asesino de Miguel Ángel Blanco,
en un juicio reciente.
No se le ve muy arrepentido, ¿no?

 No hay mucho más que ñadir. Sólo desear de verdad que el gobierno que salga el 20N sepa (o pueda) gestionar esta nueva situación. Si es que realmente significa algo. Porque de la E.T.A. no te puedes fiar nunca.

Os dejo una cancioncilla de Tontxu (interpretada aquí junto al cansino del Kepa Junkera), un tipo que me gustaba muchísimo antes (cuando me iban los cantautores y los intensos de la vida) y tenía todos sus disquitos. Antes de convertirse en una broma y de que aceptara entrar en un mierda-reallity de Telecinco y se dejara corromper por todo aquéllo que siempre había criticado.

Pero bueno, esta canción está entre mis favoritas y aún hoy en día me emociona y conmueve.

En El Medio (Erdian)

Llevamos muchos años defendiendo 
Un nombre, un apellido, una canción
Y con mis propios ojos quiero verlo
Que lo hemos conseguido con amor.

Llevamos muchos años peleando
Y no hay pelea si no quieren dos
Y hay gente por aquí que está llorando
Que no sabe que hacer con su dolor

Estoy cantando alto
Porque busco una respuesta
Estoy diciendo basta
Porque quiero solución

Que tengo un par de amigos
Cada uno está en un bando
Y ya se han distanciado
Y EN EL MEDIO MUERO YO



sábado, 22 de octubre de 2011

La Sole Y Yo 2: Deja De Acosarme O Llamo A La Policía

La Sole me sigue de cerca.

Cuando hice la mudanza para venirme a mi cuartucho en Madrid, la eché da casa, harto de aguantarla tanto tiempo. Ella se ofendió muchísimo, claro. Me dijo que quién me creia yo que era para mandarla a paseo despues de tantos años juntos. Pues por éso, le dije, porque llevamos muchos años juntos. Por éso te vas a ir un poquito a la mierda.

Pero resulta que me ha seguido a Madrid y me persigue por las calles, escondida tras de las esquinas, oculta detrás de los quioscos de la O.N.C.E., haciendo como que mira en los escaparates del H&M la ropa que nunca se podrá poner. Esto hacía al principio, claro. Porque últimamente me sigue sin más, a cara descubierta. Y a la Sole se la ve a distancia. Es que está tremenda. Cuánto engordó a mi costa cuando yo era un imbécil. Hace tan sólo tres meses atrás.

Ya me ha mandado mesajitos al móvil. "Maricón, sé dónde vives", "Guapito, llámame que te hecho de menos". Joder, ya me está mosqueando de verdad. Voy a tener que ir a la policía a poner una denuncia por acoso. Aunque, quién es el guapo que le explica al policía de turno que me persigue la soledad, aunque haya tomado, en mi caso, forma humana de señora gorda y pesada.

El otro día me siguió hasta el portal de mi piso compartido gay. Yo la grité: déjame en paz. Que aquí ni si quiera cabes. Que ahora vivo con otras personas que no te conocen y que no tienen por qué soportarte y en mi cuarto no cabemos más. Como mucho cabe algún nene que me llevaré algún dia para follar (aviso, mi cama es de 1,35 m, suficiente para estos menesteres). Pues la tía asquerosa no lo entiende.


Lo que más rabia le da es cuando me voy a Leganés, a dormir a casa de la "persona con la que va a resultar al final que salgo" (o mi marido, como le llama con ironía mi compi de piso). Ella no lo puede soportar. Allí la Sole no sabe cómo llegar. Es que hay que ir en coche y el metro pilla lejísimos y ésta no tiene carnet de conducir. Ni dinero para taxi. Que nunca tubo un duro y siempre vivió a mi costa, la muy gorrona. Pues mejor.

Cuando estoy con la "persona con la que va a resultar al final que salgo", ni me acuerdo de ella. A ver. Yo de este tío no estoy enamorado. Ni estallan fuegos artificiales cuando estamos juntos. Como mucho algún petardo gordo de éstos que tiran los chavales en Navidad o los heteros machotes en las bodas. Pero nos llevamos bien, nos reimos mucho. Me cuida. Me mima. Me dice cosas chulas. Y follamos bastante y muy a gusto. Lo suficiente para no morirme de asco en Madrid. Ya hemos ido al cine juntos y nos hemos dado la manita. Y yo le he invitado a cenar al Ginos del Kinépolis. Y él me ha invitado a no sé que restaurante de Chueca, que no me acuerdo del nombre. Y me ha presentado a sus amigos. Y hemos ido al Mercadona de su barrio a comprar juntos. Y nos hemos acercado a alguna exposición juntos en plan "somos guays". Y nos hemos descojonado viendo la tele, riéndonos de las mamarrachas que salen, entre mamada y mamada.

Pero yo de éste no estoy enamorado. Y puede que nunca lo esté. Bueno, no sé.

El caso es que a la Sole todo ésto la revienta. No lo puede soportar. Así de agoista es la tía. Ya vereis cuando lea ésto y se entere de que el próximo fin de semana me voy con la "persona con la que va a resultar al final que salgo" a Toledo y alrededores en plan viaje...no sé cómo llamarlo...viaje de parejitas. Horror. Sí. Allí fijo que la Sole no llega.

De la Sole nunca, nunca me podré deshacer, éso ya lo sé. Siempre me estará acosando. Incluso cuando algun dia encuentre a una persona a la que quiera de verdad. Incluso ese día (si sucede, claro) ella estará muy cerca. Aprovechando cualquier error que cometa.

A veces, cuado ella se pone pesadisima, entro en inernet. Y dejo algún mensaje por los blogs un poco más tonto de lo normal (lo siento, chicos). O envio mails demasiado personales. O me emociono en el msn hablando con algún tío que aprecio y que pacientemente me soporta. O entro en el Gaydar o en el Bakala a ver los mensajes que me dejan los solitarios, para sentirme un poco querido, aunque últimamente ya no los responda. O pongo la radio para escuchar a la gente hablar de temas que no me interesan lo más minimo. O salgo con alguien, y me meto en su casa, en su vida y en su corazón, sabiendo que tarde o temprano le tendré que decir: no te quiero. Y le romperé el corazón, porque creo que él a mi sí que me quiere un poquito.

Sé que no está bien.

Y toda la culpa de ésto la tiene la hija de puta de la Sole.

jueves, 20 de octubre de 2011

Elogio De La Ficción 2: Cinco Películas Que Cambiaron Mi Vida (Y No Exagero)

Yo de joven era muy cinéfilo. Quizás demasiado. Me gustaban las películas raras. De las que llevan subtítulos. Tuve mi época en la que pensaba que cualquier película subtitulada era buena. Cuánta mierda me tragué, señores. Yo me compro el Fotogramas desde los catorce años. Todos los meses. Y las tengo todas guardadas. ¿Para qué?. Para nada. Ahora soy más...cómo lo diría, más básico. Es decir, más estúpido.

Tengo en mi memoria guardadas varias películas que me influyeron brutalmente. Es que yo me dejo influenciar mucho por cualquiera que tenga un discurso un poco elaborado. Supongo que en el cine encontré explicaciones a muchas de las cosas que me pasaban. Supongo.

Aquí abajo recojo cinco películas que me marcaron de verdad. Ay, qué tontito he sido. Si hubiera follado más en vez de ver tantas peliculillas...


1.-El Imperio Del Sol

Peliculón. La habré visto como treinta veces. Y no exagero. Me sé los diálogos de memoria. La típica película iniciática, de niño que descubre la mierda de mundo que le rodea, que crece para sobrevivir. Es del Spielberg. El puto amo. Basada en el libro autobiográfico de J.G. Ballard (el niño Jim de la película es el autor James del libro), está interpretada por Christian Bale (antes de crecer y de ponerse cachas para el American Psycho y el Batman/Nolan) y por un irrepetible John Malkovich. La música es de John Williams. Esta banda sonora la tenía y me la escuché hasta machacar el cassette primero (sí, niños, cassette, qué viejo soy) y el cd después.


Te va a dar igual gritar, chaval,
tus papás se han perdido...hasta dentro de cinco años

Tiene muchas escenas memorables: la hostia que le da la sirviente china a Jim, la amistad de Jim con el niño japonés, los "Cadillac del aire" que grita Jim, la luz de la bomba atómica que Jim confunde con Dios, el estadio lleno de objetos de lujo confiscados a los ingleses que se encuentra Jim cuando se está volviendo loco y, cómo no, el reencuentro con sus padres de un Jim que ya nunca más podrá ser un niño, después de toda la miseria y muerte que ha visto. Un niño que ya ni siquiera reconoce a sus padres. Joder, con ese final yo siempre, siempre lloro como una nenaza.





2.-La Ley Del Silencio

Es del año 1.954, en plena caza de brujas del mcarthismo. Y esta película es una justificación, más o menos aceptable, del comportamiento que tuvo Elia Kazan, su director, con sus compañeros del partido comunista, delatándoles ante el Comité de Actividades Antiamericanas. Nunca se lo perdonarían, ni cuando en el año 1.999 le dieron el Oscar Honorífico a toda su carrera. Muchos no aplaudieron. Estúpidos. Al tío que dirigíó Un Tranvía Llamado Deseo, Al Este Del Edén o Esplendor En La Hierba, siempre habrá que aplaudirle, sea o no sea un miserable.

Está interpretada por un duro Marlon Brando/Terry Malloy que se enamora de la inocente Eva Marie Saint/Edie Doyle (ésta fué la actriz que le buscaron los estudios al maricón de James Dean para hacer como que era su novia). También aparece Karl Malden, memorable,haciendo de curilla enrollado.

Brando, te aviso, no comas demasiados bollos en el futuro,
que queremos recordarte siempre así.

Hay muchas escenas memorables: las palomas muertas por las que llora Terry, Terry enamorándose de Edie, la persecución a Terry y a Edie por el callejón. Y, atención, la conversación entre Terry y su hermano en el coche. Un hermano chantajeando a su otro hermano, sabiendo que es la única forma de que éste pueda seguir con vida. Ya no se hacen películas así.




3.-Los Juncos Salvajes

Dirigida por el muy marica André Techiné en el año 1.994, narra la juventud de un chaval, Gäel Morel (el propio director en sus años mozos) que descubre que le gustan los tíos, concretamente un tío: Stéphane Rideau. No me extraña, este me gusta a mi también. Está muy buenorro. Yo me ví en su momento toda su filmografía. Y salía enseñando mucha carne en algunas de sus películas.

Stéphane Rideau, no es el protagonista,
pero como si lo fuera.

El Rideau no le corresponde porque es hetero, pero se hacen amigos. Incluso duermen juntos y se hacen alguna pajilla. Pero sin mariconadas. Jo, recuerdo que esta película me la regaló (sí, en VHS, qué pasa) mi muy mejor amigo (el de Galicia) porque yo hablaba todo el día de ella. No se enteró mucho del tema, porque yo era el enamorado platónicamente y mi amigo el que no me correspondía. Qué cosas.



4.-Lacombe Lucien

Cómo me gustaba este rollazo de película. Mucho. Dirigida por Louis Malle en el año 1.974. Interpretada por un guapísimo (para mí, claro) Pierre Blaise, un actor del que no he vuelto a saber nada, ni falta que hace. La película transcurre durante la ocupación por los nazis de Francia. El chaval pretende entrar en la Resistencia y, como le rechazan, acaba haciéndose de la policía alemana. Con dos cojones, eso es tansfuguismo y no lo de nuestros políticos actuales. Encima, para terminar de liarla, se enamora de una hija de un sastre judío. Un tío íntegro, sí señor.

Pierre Blaise, el típico hijo de puta guapo.

En su momento fue muy polémica en Francia, incluso llegó a estar prohibida. Porque contaba la verdad sobre el tema tabú de los franceses en la Segunda Guerra Mundial: el colaboracionismo de una buena parte de su población con los nazis. Y eso no mola reconocerlo. Aunque sea verdad.


5.-Mensaka

Mi película española preferida. Está basada en un libro del José Ángel Mañas (el del Krönen, exacto) del que yo leí en su momento todo lo que escribió. Qué falta de criterio literario. Fué en la misma época en la que me leí todo lo del Jaime Bayly, otro mamarracho que se puso de moda entonces. Del año 1.998, dirigida por Salvador García Ruiz (¿dónde te escondes ahora?) e interpretada por...bueno, eran muchos, que ésta es una película coral de ésas y estaban todos muy bien.


Adriá Collado, de pijo egoista con María Estévez de pija tonta

A destacar las interpretaciones de las parejas Gustavo Salmerón (guapísimo con el pelo rapadito) con Laia Marull y de Tristán Ulloa con Lola Dueñas. Hay muchas escenas para recordar, pero el final es impresionante. Entonces, cuando la ví, no lo entendí muy bien. Hoy lo entiendo perfectamente. Por eso creo que no volveré a verla nunca. Así me evito tirarme por la ventana.




Bueno, pues hasta aquí el POST COÑAZO DEL MES. Mañana pondré uno de mis dibujitos o la foto de un tío en pelotas para compensar. Y tan amigos. 


miércoles, 19 de octubre de 2011

Galería De Ilustres Hijos De Puta 3: Ana Botella, Una Mujer, Mujer

No lo he podido evitar. Me he vuelto a dejar influenciar por el periódico sensacionalista El Pais. Es que como soy un ignorante sin criterio, me creo todo lo que me cuentan.

El pasado domingo este diario recogía las mejores frases de una de las mujeres más hermosas e inteligentes de España: Ana Botella. El reportaje tenía muy mala idea (todos sabemos cómo son de manipuladores estos izquierdosos de la ceja, golpistas asquerosos) y venía al hilo de la posible salida de la alcaldía de Gallardón a algún ministerio a partir del 20N y la vía libre que le quedaba a esta mujer para ser alcaldesa. ¿Os imaginais?. La Aguirre en la Comunidad de Madrid la Botella en el ayuntamiento.

De todas las frases, destaco un par de fragmentos, muy populares entre la comunidad marica. No traigo nada nuevo, pero merece la pena recordarlo. Es que si no fuera porque esta señora tiene poder, me haría hasta gracia.

"Los matrimonios de homosexuales nunca serán igual que los de heterosexuales, de la misma manera que dos manzanas dan lugar a otra manzana y una manzana más una pera nunca darán lugar a otra manzana"
(Ana Botella, 2004)

"La adopción por homosexuales no es una cuestión moral sino científica. Hay que proteger al menor, y de momento nadie ha dicho que los niños tengan las mismas condiciones dependiendo de quien los adopte"
(Ana Botella, 2.003)

Estas frases son reales, tal cual las dijo.

El largo invierno se acerca. Abrigaros mucho, chavales.


lunes, 17 de octubre de 2011

Mamá: Soy Bloguero 4: Premio "En Las Nubes" (Volando Un Poquito Con Chris)

Nos otorgaba ayer Christian Ingerbrethsen http://murodenubes.blogspot.com/ en su último post, el premio "En las nubes" a cinco blogueros.


Yo estoy contento. No sólo por mi propio premio. Sobre todo por estar compartiéndolo con gente como Andresito (creo que se nota que es mi hermano mayor, el que sabe y me enseña, en esto de los blogs. Mi otro hermano nos dejó hace poco. Bezos, hermanito), Kotei (un hombre sin pelos en la lengua, que defiende a muerte lo que piensa. Y un hombre tierno, muy tierno), Parmenio (serio, de vuelta de algún sitio, con destino a otro sitio mejor. Se lo deseo. Buscando, como todos. Arrepentido del tiempo perdido. Como yo. Con un humor finísimo. Los que dibujamos con trazos gruesos a veces no le sabemos apreciar lo suficiente) y Z (qué decir. Lo he descubierto hace poco. Sé que me voy a llevar muy bien con él. Yo quiero. Ese humor. Sin un pelo de tonto. Y sin un pelo en todito el cuerpo. Que hoy lo he visto donde el Andresito).

Chris nos formula una serie de preguntas, que tenemos que responder si queremos recoger el premio. Y luego nos pide que se lo pasemos a otros tantos blogueros. Dos en uno. Un premio y un meme.


 Ahí van mis respuestas a sus preguntas:

¿Un cielo despejado o uno nublado?
Un cielo sin santos.

¿Qué piensas cuando ves una bandada de pájaros atravesar el cielo?
Volved pronto.

¿Te gusta tumbarte a ver las nubes?
 Sólo si la hierba está húmeda.

¿Te consideras una persona "en las nubes"?
 Escribo un blog...

¿Eres de los que piden un deseo cuando ven una estrella fugaz?
 Sólo con la condición de que no se cumpla.

¿Crees que hay vida en otros planetas?
 Yo vivo en otro planeta. Por lo menos una vida hay.

¿Te afecta el tiempo?
 Sólo si me sobra

¿Alguna canción que te sugiere ingravidez?
 Hurt/Cash. Me deja sin oxígeno. Y floto un poquito. Síntomas claros de ingravidez.




Zowi quiere y admira mucho a Chris. El que está detrás de Zowi, también. Hasta donde se puede querer y admirar a alguien a quien no has visto nunca.

El meme propuesto se lo voy a encargar, por insana curiosidad, a cinco blogueros que sigo y, qué tontos, a veces me siguen ellos a mí. Como Z me ha quitado a Pimpfito (cuando voy en el metro siempre pienso en que el chico guapo del fondo eres tú. Y le sonrío un poco) y a Roberto T (un comentario suyo vale por todo un post), sigo tirando de lista y propongo a:

Alfonso Saborido. Estás ahi desde el principio. Gracias. http://36norte6oeste.blogspot.com/

Merlín Púrpura. ¿Sonarán esas campanillas en la ingravidez?. http://merlinpurpura.blogspot.com/

Álvaro Locx. Eres guapo. Ya sólo por éso lo mereces. http://alvarolocx.blogspot.com/

Serendil Odae. Joven, muy joven. Escribes relatos como Dios. http://serendilodae.blogspot.com/

G-boy. Vivir un poco tu vida en colores es creer un poco en el amor. Traete a M. http://la-vida-en-colores.blogspot.com/

sábado, 15 de octubre de 2011

Cuentos Para Helena 3: El Mago De oZP

Había una vez, en un pueblo de la meseta castellana (que como todo el mundo sabe sólo emite en blanco y negro y en diferentes tonalidades de grises), una niña muy bastante pija y un poco tonta llamada Doroty. Bueno, en realidad se llamaba Lucía, como todas las niñas de ahora, pero para este cuento se había puesto Doroty, la muy coqueta. Un día cualquiera vino un viento del norte malísimo (es que debía estar lloviendo en Bilbao, como siempre decían los más viejos del lugar) y se llevó a la niña volando. No es que el viento fuese especialmente fuerte, pero la niña era anoréxica perdida y no pesaba una mierda.

Cuando el viento dejó de soplar, la niña se encontró en un mundo lleno de colores. Y en full HD. Un lujazo. La niña no sabía dónde estaba y se sentía como al dia siguiente de ir de botellón con sus superamigas o después de tener el típico coma etilico adolescente de los viernes por la noche: despistada y con un ligero dolor de cabeza.

La niña, perpleja aún por el nuevo y deslumbrante entorno, se encontró con un hada. Era el hada buena del noroeste. Concretamente de la Vila de Arousa en Coruña. Precioso, por cierto.

-¿Dónde vas, pequeña?- preguntó el hada a la inocente niña.

-Ni puta idea, tía-. Esta era una muletilla habitual que la joven empleaba cuando hablaba. Bueno, era más que una muletilla. Es que realmente no sabía nada de nada. Se puede decir que era una ignorante absoluta. Estudiaba en la enseñanza publica española.

- Pues como no sabes nada y no tienes criterio alguno, sigue el camino de baldosas amarillas, como todo el mundo, y al final encontrarás al llamado Mago de oZP. Él, con su gran sabiduría te indicará qué hacer y te aclarará todo lo que se te ocurra preguntarle. Tiene respuestas para todo, incluso para lo que no sabe. Es uno de los hombres más sabios del universo. Fíjate si será sabio que una vez le dejaron sentarse en el G-20 de los mejores magos del mundo. Después de ponerse muy pesado y de llorar como una nenaza, eso sí. Aunque eso fue antes de que todo desapareciera, como por arte de birlibirloque. Qué tiempos aquéllos.- dijo el hada buena del noroeste con nostalgia.

Pues así fue que la niña se alejó siguiendo el camino de baldosas amarillas. En su alegre e ilusionado periplo se encontró con un espantapájaros llamado Kiko. Trabajaba en Telecinco, con otros muchos espantapájaros.

-¿Dónde vas, qué quieres?- le preguntó Doroty intrigada.

-Un cerebro- le respondió el desaliñado espantapájaros.

-Pués si consigues un cerebro, te echarán de Telecinco, que allí éso está muy mal visto.- le replicó la niña.

Pero a pesar de su comentario, Kiko el espantapájaros la siguió para ver si conseguía algo del Mago de oZP.

Según avanzaban los dos por el camino, se encontaron con un león antropomórfico que hablaba y que les comentó que a él le gustaría tener valor y acabó siguiendo a sus nuevos amigos. Lo sé, los leones no hablan, ni desean cosas que no sea comerse una gacela o algo así. Pero así es el mundo de los cuentos. Yo no los inventé. Mirad si no al Willy Fog, que se recorrió el mundo entero en ochenta días y era también un león. Con sombrero, pero un león. Y encima se echó novia por el camino. No perdió el tiempo, el muy felino.

Tan sólo un rato después, se toparon con un hombre de hojalata. Se llemaba Black Berri, de los Berri de Galdakao de toda la vida. Era un trasto, estaba oxidado y se paraba sin motivo aparente. Un desastre de engendro mecánico. Una chatarra andante. Se echó un poco de lubricante en las articulaciones y, a trancas y barrancas, siguió a los otros en su viaje para ver al Mago de oZP. El hombre de hojalata quería un corazón. Ya ves, como si los engendros mecánicos pudieran tener corazon. Mi portátil, que es otro engendro mecánico, no tiene corazón, os lo aseguro. Por lo menos conmigo. Más bien me odia. Se rie de mi sin piedad. Hace lo que le da la gana, el muy cabrón.

Siguieron así, los cuatro, recorriendo el camino de baldosas amarillas, cantando alegres canciones pegadizas de moda, hasta que llegaron a un cartel que decía:


Pues sí, queridos niños, así fue como los sueños de estos ciudadanos se vieron truncados por la crisis economica. Y nunca pudieron llegar a ver al Mago de oZP para pedirle cosas, ni siquiera una triste subvención. Casi mejor. Les habría dicho alguna majadería y hubieran descubierto, decepcionados, que detrás de su apariencia de gran mago, sólo había un hombre diminuto e indigno.

Y colorín, colorado, este cuento para Helena se ha terminado.


Moraleja: "Caminante no hay camino...y no le des más vueltas"

jueves, 13 de octubre de 2011

España Según Un Demagogo Ignorante 4: Lo Que Queda De España

Ayer estaba viendo el desfile de las fuerzas armadas en la casa de la "persona con la que no sé si salgo". Estábamos en el sofá abrazados como tontos (un sofá cojonudo, por cierto, que éste se ve que tiene pasta), riéndonos del fracasado de Zapatero, de la cojera del Rey, de la golfa de Letizia, del calzonazos del Principito (no el de Saint Exupery, me refiero al otro, al cutre), de la hija de puta de la Aguirre (es que es su jefa), del ansioso de Gallardón (quiero ser ministro, quiero ser ministro...un poco de dignidad, por favor), de la resignada Sofia, del corrupto de Urdangarín (con esa mecha canosa que sólo aparece cuando uno sabe que los problemas le acechan) y del resto de politicuchos y demás familia real (que no verdadera).

Pues éso, que estábamos riéndonos un poco a costa de toda esa chusma, cuando empezaron a desfilar los soldaditos. Qué guapos. Qué bien desfilaban, qué limpios, qué obedientes. Allí estaban, marcando perfectamente el paso y marcando perfectamente paquete. Y moviendo esos culitos perfectamente trabajados en las maniobras militares. Y claro, yo me puse cachondísimo. Y la "persona con la que no sé si salgo", lo notó. Era algo avidente y no se podía esconder. Acabamos follando allí mismo, en el cómodo y amplio sofá. Al ritmo de las marchas militares. Uno, dos. Uno, dos. Viendo pasar la cabra de la Legion. Viva España. ¡Viva!


Yo quiero a España. Tampoco me queda más remedio, por cierto. Es que soy español.

Pero la quiero de verdad. Como se quiere a un niño tonto: con cariño, pero con resignación.

No soy un ultra del españolismo, ni de lejos. Banderas las justas, tonterias las justas. Cuando el año pasado todo el mundo llenó las ventanas de banderitas de España (pero sólo cuando vieron que a lo mejor ganábamos el mundial de futbol, no antes, por cierto), yo no la puse. Me dio mucho asco. Porque lo hacían como quien se compra una camisa de cuadros rojos, o unos manolos para joderse los pies. Por una moda pasajera. Y España no es una moda pasajera. Puede ser una mierda de pais, puede ser un nido de cainitas, puede ser un desastre organizativo. Pero nunca será una moda pasajera. España es un pantalón de pana raído y una chaqueta gorda de lana marrón, para pasar mejor el invierno. España es una historia apasionante y desastrosa, un montón de culturas (y sí, también unos cuantos idiomas, aunque os joda niños, ya va siendo hora de que lo asumais de una puta vez), un conjunto de personas cojonudas (¿a qué sí, gallegos, andaluces, castellanos, vascos y demás blogueros que nos comemos la polla por aqui habitualmente?). Por España pasó todo el mundo Y todo el mundo se la quiso beneficiar. No existió cultura ni civilización que no quisiera quedarse con España. O con Iberia, o con Hispania, o con Al-Andalus. O con el Estado Español de las Putas Autonomias. Llamadlo como queraís. Y España descubrió América. Y pido disculpas, por la parte que me toque. Que supongo que es ninguna, a estas alturas (Evo: muérete. Chávez: desaparece).

Yo creo en muy pocas cosas. Quizás crea un poco en Spielberg y bastante en los chicos guapos. Pero en pocas cosas más. Y España es una de ellas. Es una cuestion de Fé. Lo sé. Porque España es intangible y, como todos sabemos, España ya no existe. Como Dios. Tal cual.

Yo quiero a España. Así somos los perdedores.

martes, 11 de octubre de 2011

Los Viajes Espacio-Temporales De ZOWI STARDUST / Capítulo 3: Khnumhotep Y Niamkhkhnum, El Abrazo De Los Esposos

(La historia que os traigo hoy no la conocía. Es lo que tiene ser un ignorante. Un bloguero al que todos conoceis muy bien, me hizo llegar un libro que ha escrito él. Este bloguero es alguien que escribe mucho y todos los días. Y vive en Granada. Umm, no caigo ahora. Lo publicó en el año 2.009 y actualmente está a la venta como libro electrónico en la página de El Corte Inglés. Al final adjunto el acceso directo para que lo echeis un vistazo. Y no cobro comisión, oiga)

En el Valle de los Reyes, en Egipto, se encontró en el año 1.964 una tumba en forma de mastaba (pequeña pirámide funeraria de base rectangular) donde se encuentran enterrados juntos dos hombres: Khnumhotep y Niamkhkhnum. Los frescos y las inscripciones que adornan su interior no dejan lugar a dudas: estos dos hombres fueron amantes. Se puede afirmar que esta es la primera relación homoxesual documentada de la historia. Ahí es ná. Vivieron alrededor del año 2.600 A.C. durante la dinastía V y el reinado de Niuserre (según el autor del libro otro mariconazo de mucho cuidado y un poco mala pécora).


Los dos amantes tal cual aparecen pintados en
su tumba. Observad cómo le agarra el brazo
y cómo se miran. Si es que...

Khnumhotep llegó a covertirse en Director de los Eunucos de Palacio. Y otros cargos importantísimos que no viene a cuento detallar ahora. Este era un eunuco "íntegro", es decir, conservaba la polla y los testículos. Pero era maricón perdido. Eran el tercer género de la humanidad: varones, mujeres y eunucos (los gays de ahora, vamos). Se podría decir que yo soy un eunuco. Íntegro, eso sí, pero un eunuco. Fue educado como una niña porque su madre estaba como una puta regadera. Su madre le llamaba Jeredeti (niña mía) y con ese apodo se quedó. Además le hacía vestirse con ropa de niña. Imaginaros el cachondeo de los demás chavales del barrio. Y así el niño les salió sarasa perdido. Hijo de un comerciante de cremas, potingues y lociones. Es que, en este entorno, no podía salirnos el niño muy normal.

Niamkhkhnum era más machote, más musculoso, estaba más buenorro. Era guapo a rabiar (esos ojos color miel, como lo describe el autor del libro). Era como más masculino. Pero también perdía aceite el muy marica. Tenía un padre, un rico comerciante, un poco cabrón. Si quereis saber por qué tendreis que leer el libro (je, je qué malo soy). El muchacho se desvirga con un joven hijo de un campesino, Ptahshepses, en una de sus escapadas. Están juntos sólo tres días, pero esta relación le marcará de por vida.

El caso es que, en un momento dado, los dos se conocen y saltan chispas. Un amor a primera vista. El pasivo era Khnumhotep, claro. Con esos precedentes, no podía ser de otra forma. Por diversas circunstancias de la vida tienen que separarse (el padre del segundo era un cabronazo, recordad).

Y no volverán a encontrarse hasta muchos años después. Khnumhotep es la mano derecha del rey y comparte la vida con Neb-nefu, aunque no deja de pensar en ningún momento en Niamkhknum, que también está encoñado con Meres, su sirviente. Y el de su esposa, a la que se trajina sin muchas ganas, para que esté contenta.

Esta historia es un lío tremendo. Parece una mezcla de Dinastía, Falcon Crest y los Colby juntos. Un culebrón. Porque no he contado ni una mínima parte. Lo importante es que la historia, después de intrigas palaciegas (con puñales y veneno de por medio incluídos), acaba bien, y los amantes pueden volver a estar juntos.


La tumba de los dos amantes.
El hogar, dulce hogar de los tortolitos

En la tumba donde están enterrados puede leerse: "Juntos en la vida, juntos en la muerte". Y juntos siguen cientos de años después. Sin duda su amor triunfó tanto y sobre tantas cosas que hoy yo estoy aquí escribiendo ésto sobre ellos. Qué curioso.

Por eso he querido viajar en el tiempo para poder observarles un ratito. He cogido mi nave espacio-temporal, me he puesto mi traje de Zowi Stardust y ésto es lo que pude ver:




La historia, de la que yo sólo he podido escribir pequeños retazos, es apasionante. Le agradezco a su autor que me la enviara y le agradezco otras muchas cosas que no puedo escribir ahora aquí. Por pudor.


http://ebooks.elcorteingles.es/EL-ABRAZO-DE-LOS-ESPOSOS-ANDRES-MELGAREJO-LAMED-EDITORIAL-C_B_-LibroEbook-9788493681159.html

domingo, 9 de octubre de 2011

Post Desnudito 6: Necesito Un Curro, Un Bautizo Hetero Y Creo Que Salgo Con Alguien

Necesito un curro, sí. No porque necesite el dinero, que por el momento me apaño. Es porque si no, me volveré un poco loco. Un poco más, quería decir. No llevo mucho buscando, pero soy bastante impaciente. Aunque ha sido una situación voluntaria y no me puedo quejar.

Está la cosa muy jodida, no sé si lo habíais oido por ahí, aunque sea de pasada, en la tele o en la radio o en los periódicos. Debe haber crisis o algo así. Os lo digo por si no os habíais enterado. En mi profesión, la construcción de obra civil, está todo arrasado. Tal cual. Si quieres algo interesante te tienes que ir fuera de España. Una pena. Pero no es todavía la hora de desesperarse. Ya digo que estoy empezando a buscar. Por ahora: tranquilo, Zowi.

Ayer estuve en Burgos en un bautizo. El hijo de unos amigos maestros. Le han  puesto Jorge. Bonito nombre. Si yo no me llamara Zowi, me gustaría llamarme Jorge. El bautizo fue como Dios manda. Como sólo pueden ser los bautizos: en la iglesia y con curas. Resulta que la luz eléctrica se fué y aquéllo, con las velas que repartieron, parecía una película clásica de terror de la Universal, como cuando el marica de James Whale dirigía películas. Para mí, últimamente, siempre que voy a una iglesia a algún acto de éstos, me parece cada vez más una película de terror. Las cosas que decía el cura sonaban en mi cabeza como un insulto. No lo puedo evitar. Ellos me odian.

No pudieron venir a la celebración ni Cata ni Mónica, que pertenecen a la cuadrilla, porque Helena estaba pachucha por un virus que ha cogido en la guardería (típico). Ni Juan, que está desesperado en Galicia intentando que el estudio de ingeniería para el que trabaja no se hunda definitivamente. ¿Os había dicho que hay una crisis del copón?.

Pero estaban todos los demás. Somos un grupo muy majo. Cuando conseguimos reunirnos todos, hay magia. La última vez fue en una fiesta en mi casa (mi ex casa), en junio. Fue una fiesta temática  de los años ochenta (ya, muy poco original). Lo recordamos ayer. Ya hemos quedado para otras dos: una en noviembre en la que cocinará Rafa en plan delicatessen y otra en Navidades. Porque, chavales, la Navidad está ya casi asomándose. Es una mierda, lo sé, pero es así. Otro puto año que pasó. Yo lo flipo.

He dejado para el final lo que debaría ser el principio de este post.

Creo que salgo con alguien.

Es un tío con el que llevaba hablando por el messenger casi dos meses. Todo el verano. Una eternidad en la escala temporal de los maricas. Y casi todos los días. También habíamos empezado a hablar por teléfono e incluso nos habíamos hecho unas pajillas por la cam.

El martes pasado tuvimos la primera cita. Estuvimos todo el día juntos: comimos, paseamos, retozamos en el Retiro, nos besamos, nos tocamos un poco la polla, fuimos de tiendas, cenamos, le puse un poco cachondo, le dejé con el calentón y me fui a mi casa. Al día siguiente volvimos a quedar y esta vez, despues de cenar, fuimos a su casa. No tardamos en despelotarnos y follar. Esto es así. El se corrió tres veces, yo sólo dos. A la tercera no llegué. No le importó. Me folló. La próxima le follaré yo. Al final va a ser verdad lo de que se puede ser versátil. Me gusta cómo me come la polla.

Es un buen tío, conectamos desde el principio. Es un poco como yo. Igual demasiado como yo. No sé. Mañana hemos vuelto a quedar, ésto va a algún lado. No sé a dónde, pero va a algún lado. Soy prudente y no me ilusiono demasiado. Al menos no tanto como él. Me halaga diciéndome que soy guapo y estoy bueno, aunque sea mentira. Y ya esta planeando para los dos un viajecito en diciembre, que libra unos días y le cuadra. E incluso me ha dicho esta mañana que tengo que ir con él en enero a Berlín, que tiene ahí una amiga y va todos los años. No sé. Estamos empezando  y ya me planifica viajes.

La hostia que nos podemos dar si esto no sale va a ser cojonuda.

viernes, 7 de octubre de 2011

Mariano, Ese Hombre (Biografía No Autorizada) / Capítulo 2: La Adolescencia

(Don Mariano, a sus pies. Cuánta generosidad. No había motivo. Gracias por conceder a mi señora madre esa ayuda por invalidez que tanto necesitaba para pagarse ese viaje a Asturias que va  hacer con sus amigas del bingo para ir de ruta de balnearios. Ya le dije a usted que coja no está, que sólo tiene unos juanetes rebeldes. Y aún así usted ha sido tan generoso...Me siento como la Campanario. Pero sin un marido torero. Lástima.

No es necesario que arregle lo del ático de protección oficial tan cuco que va a salir a sorteo la próxima semana. Yo, desgraciadamente, no cumplo los requisitos, ya que soy multimillonario, como ya sabrá, y tengo cumplidos los treinta y cinco años (una tragedia, sí). Aún así, espero tener la doble suerte que necesito y que siempre me fué esquiva...por un lado que mi nombre entre en el bombo y por otro que salga elegido. Es bonito soñar, ilustre amigo. Sepa que rezo todas las noches a Dios para que mi suerte cambie algún día. Y también rezo por usted y su familia. Por su esposa también. Pobrecita. No me malinterprete. No pobrecita por aguantarle. No. Pobrecita por aguantar a esa panda de rojazos hijos de santanás que le atacan contínuamente su hombría y su honradez.

Hoy continúo su biografía relatando los alegres episodios acaecidos en su adolescencia)


CAPÍTULO 2  /  LA ADOLESCENCIA



Después de disfrutar su tierna infancia en Pontevedra, donde trabajaba su abnegado padre, Marianito, como le llamaremos en este capítulo, fue a estudiar al centro formativo Sagrado Corazón en Ourense. La pequeña capital acogía así al que sería en el futuro el gran hombre llamado a gobernar este nuestro desolado país.

Marianito era un estudiante ejemplar, un joven obediente y ordenado. Un empollón, dirán algunos. Un repelente, dirán otros. Un ejemplo, aseguraría yo, acallando así calumnias.

Su objetivo siempre fue estudiar derecho y poder ser como su admirado padre. ¿Un hombre próspero? No. ¿Una guía entre la oscuridad de la mediocridad reinante? No. Marianito quería ser como su padre: un funcionario. Pero de los buenos. De los de la triple A. No un administrativo pordiosero del montón, por Dios. Y así orientó su vida y sus estudios.

La juventud del apuesto Marianito discurrió un poco al margen de las locuras y escozores propios de su edad. Mientras otros alegres jovenzuelos cortejaban a las vivarachas muchachas de los colegios del entorno, Marianito estudiaba para ser un hombre de provecho. Aunque no le faltaran las pretendientes. Muchas chicas de familias bien posicionadas, estaban dispuestas a entregar su valiosa virtud a Marianito a cambio de una futura estabilidad económica que seguro que llegaría. Así es el amor. Pero se encontraban con el infranqueable muro de la responsabilidad y la entrega total a los estudios.

Pero Marianito no era del todo indiferente a los otros jóvenes de su misma edad. De hecho, admiraba profundamente a los muchachos deportistas que correteaban y saltaban ejercitándose en sus distintas disciplinas. Podía pasarse horas contemplando a esos atletas sin camiseta, sudorosos, apolíneos. Ay. Pero su admiración helénica hacia ellos era pura. Cuando se colaba y se escondía en los vestuarios a admirar su desnudez, no veía miembros viriles ni turgentes glúteos. Sólo veía el afán de superación, el esfuerzo. Ay. No sé qué me pasa. Uf. Perdonen un momento...

Ya. Qué sofoco, por Dios. Cuándo se irán estos calores.

Pues éso, que Marianito admiraba a los jóvenes atletas por su sacrificio. Con alguno entabló una más estrecha y sentida amistad. Pero los padres del chico, aun hoy, prefieren no hablar. Y el chico, que está casado y tiene siete hermosos hijos, tampoco. Que me ha dicho que si dice algo le descubro todo el engaño que se ha montado y le arruino la vida. No entiendo que me quiso decir con aquéllo.  En fin.

Pues esta fue, básicamente, la juventud de don Mariano Rajoy Brey. Un santo. Un ejemplo de sinceridad y de transparencia.

Hasta el próximo apasionante capítulo: cómo estudió derecho y se sacó una oposición. Ya de sólo imaginármelo me sube la tensión y se me acelera el corazón. Qué hombre.

miércoles, 5 de octubre de 2011

NENO, Un Niño Pequeño / Capítulo 4: Don Constantino Cabezón Arribas, Maestro

Hola, soy Neno. Un niño pequeño.





A mi me gusta bastante ir al cole. Es que tengo un profe superguay. Se llama Don Constantino Cabezón Arribas. Mi mamá dice que es como los maestros de antaño. Yo no sé lo que significa antaño porque sólo soy un niño, pero lo que sí que sé es que mola mogollón.

Don Constantino me ha dado clase durante tres años seguidos de la E.G.B. Y sólo él. Ningún profesor más. Nos suele decir mucho que somos como los hijos que nunca tuvo y que él nos ve más a nosotros que nuestros propios padres. Es verdad. Porque estamos todo el día en el cole y yo a mi papá le veo sólo por las noches. Y los días que no está de viaje, claro. Es que es como si fuera nuestro segundo papá.

Ya se acaba el curso y no volveremos a dar más clases con Don Constantino. El próximo año tendremos muchos profesores, uno por cada asignatura. Jo, me va a costar mogollón aprenderme todos los nombres. Además, me ha dicho mi hermano mayor que algunos pegan y todo y que ponen castigos.

Hemos decidido, como despedida, comprarle un regalo todos los de la clase. Hemos puesto cada uno quinientas pesetas, que es muchísimo. Con todo lo que hemos juntado pueden comer los niños pobres del Domund por lo menos cien años. Mi mamá me los ha dado sin problemas porque dice que Don Constantino se merece eso y mucho más. Con tanto dinero igual nos podría llegar para un coche o algo así. Pero las niñas, que son las que mandan en mi clase, han dicho que le vamos a comprar una figura de cristal supergrandota que tiene forma de águila y una pluma que brilla metida en una caja. Qué tontería. Es mejor un coche. Para ir al pueblo de los abuelos, que el profe también tendrá que ir los sabados por la tarde al pueblo de sus abuelos.

Don Constantino dibuja superbien. Cuando hacemos un dictado, tenemos que dibujar el título con letras muy chulas y pintarlas de colores. Y siempre hay que hacer un dibujo que tiene que ver con lo que nos lee . Ayer nos dictó un trozo de Platero y Yo y tuvimos que dibujar un borrico pequeñito junto a un niño. A mi me salió chulísimo. Y el profe me felicitó. El profe hace muchos dibujos tambien en su casa y luego los trae a clase y los pone en la corchera, junto a los nuestros. Una vez hizo un mosaico con cuadraditos pequeños recortados de cartulinas de colores que representaba los signos del zodiaco. Era supergrande. Por lo menos tenía cien metros de alto. Bueno, igual menos, no sé. Pero ocupó casi toda la pared de atrás. A mi me encanta mirar el mosaico.

Cuando hacemos dibujos, siempre me felicita. Dice que tengo que dibujar siempre, que nunca deje de imaginarme cosas. Que eso es algo muy bonito que tengo que hacer toda mi vida. Cuando me dice eso no le entiendo muy bien. Porque los niños mayores y los papás no dibujan. Sólo juegan al fútbol y discuten entre ellos. Eso de hacer dibujitos sólo lo hacen los niños pequeños. Pero él insiste en que nunca, nunca deje de dibujar. Si lo dice Don Constantino será por algo.

Claro que, Don Constantino sí que es un señor mayor que hace dibujitos. Pero es el único que conozco. Bueno, igual el que dibuja a Mortadelo, que es calvo y con gafas, que le he visto en una foto. O el señor con bigote que sale en El Kiosko con Pepe Soplillo que dibuja directamente con rotuladores, sin lápiz ni nada. Pero esos no valen porque no viven en Burgos. Seguro que viven en Madrid o en Nueva York, o más lejos aún, que allí la gente mayor puede dibujar siempre que quiera, no van a misa y pueden decir palabrotas.

Mi profe ha convencido a mi mamá para que vaya a un curso de dibujo artístico los sábados por la mañana. Yo quiero ir, aunque me pierda los Electroduendes de la Bola de Cristal. Es más chulo dibujar. Don Constantino le dijo a mi mamá delante mío que me tiene que motivar a dibujar, que eso es algo que me acompañará toda la vida y me ayudará mucho más de lo que se imagina. Qué cosas más raras dice mi profe. Mi mamá dice que sí, que dibuje, pero que no deje de hacer los deberes, de estudiar y de sacar buenas notas. Porque de dibujar nadie se gana la vida. Es que mi mamá no conoce al dibujante de Mortadelo, que aunque sea calvo y tenga gafas parece buena persona y creo que le pagan y todo. Es lógico. No vas a hacer dibujitos gratis de mayor. Eso sería de tontos.

Todo el mundo en el cole quiere mucho a Don Constantino. Es que nunca nos pega, ni nos da capones ni reglazos. A veces sí que se enfada, pero luego nos sonrie cuando se le pasa. Pero casi nunca se enfada, porque nunca nos portamos mal con él. Es que le queremos mucho. Y cuando quieres a alguien de verdad no te enfadas, ni le haces rabiar, ni nada.

Algún día, cuando de mayor sea millonario, le compraré al profe el mosaico de los signos del zodíaco para ponerlo en el salón de mi castillo.

Y le compraré también un coche para que vaya al pueblo los sábados por la tarde a ver a sus abuelos. Y pagaré a un chófer con gorra para que le lleve y todo.

Bueno, adiós amiguitos. Hasta la próxima.



(Constantino Cabezón Arribas dió clase a Neno los cursos de 3ª, 4º y 5º de E.G.B.  en el colegio público Generalísimo Franco (sic) de Burgos (actual Río Arlanzón). Todavía sigue vivo y cumplió años el pasado 8 de septiembre (es lo poco que me ha chivado el Google). Neno no volvió a verle desde que terminó 8º de E.G.B., cuando continuó sus estudios en los Maristas,  pero, de vez en cuando, le recuerda con tanta intensidad como si fuera ayer. Gracias, Don Constantino)

martes, 4 de octubre de 2011

Mamá: Soy Bloguero 3: Yo He Visto A Thiago (Y No Lo Seguiré Viendo)


Si tú la luz te la llevaste toda,
¿Cómo puedo yo esperar ya nada del alba?

(Claudio Rodríguez)


Bezos, Cari. Y Agur.

lunes, 3 de octubre de 2011

Los 40 QMLPD 3: Randy Harrison

Marc dijo...



Ayer estuve en el nuevo piso de Zowi. Se suponía que iba a ayudarle a mover cajas y a colocar todas sus cosas en su habitación. Pero me entró la pereza y le dejé a él sólo con la tarea.

Mientras él estaba ocupado me entretuve charlando con uno de sus compañeros de piso. Tiene treinta y siete años y se llama Jose. En el ambiente de Chueca es bastante conocido porque fue portero de algunos locales de ambiente muy populares. No diré cuáles para no delatarle. A este pabo le van los chavales jóvenes. Pero muy jóvenes. Si pasan de los veinte años ya no le gustan.

Ahora acaba de terminar una relación con uno después de casi dos años. Incluso han vivido juntos. Me contaba la reacción de la madre del chaval cuando se enteró de que salía con un tío que le doblaba la edad. Es que empezaron cuando el otro tenía diecisiete recién cumpliditos. Muy fuerte. Me enseñó fotos del chavalito y. la verdad, estaba muy bien. Pero demasiado tierno para mis gustos. A mi me van más mayores. Por lo menos de veinticinco en adelante. Es que si no, me entra complejo de señor mayor.

También me contó los problemas que tuvo por una denuncia que puso la madre contra él acusándole de cosas que no vienen a cuento reproducir aquí. El juez llegó a preguntarle cosas como: "¿le daba regalos a cambio de mantener realciones sexuales?". A lo que Jose respondió: "Los mismos que le haría usted a su mujer por amor". Bueno, vale. Zowi no se va aburrir en este piso.

Todo esto lo cuento porque me ha recordado a un personaje de una serie mítica de televisión: Queer As Folk. El personaje era Justin Taylor, interpretado por Randy Harrison. En esta ocasión hablo más del personaje que del actor porque el primero terminó por comerse al segundo.

Si no habeis visto esta serie os la recomiendo. Ya es un poco vieja (2000-2005) pero sigue muy vigente en la actualidad. Trata, a lo largo de sus cinco temporadas, todas las tematicas del mundo gay que se os puedan ocurrir. Sí, tambien el de las lesbianas. ¿Porqué, si ellas ya tienen su serie: The L World?

Todo lo que te hagan será culpa tuya.
Por sonreir así. Luego, no te quejes

Aquí con la típica pose de: Aquí me las den todas.
En este caso, literalmente.

Randy Harrison nació en el año 1.977 y siempre ha declarado ser gay. Como muchos de los actores de la citada serie. En la misma, hacía de pareja con el sobrado y treintañero Brian Kinney (Gale Harold, visto después en Mujeres Desesperadas). El amor surge inmediatamente desde al primer episodio, hasta el trágico final cinco años después. En la serie Randy interpreta a un chaval de diecisiete años, teoricamente seducido por un tío mayor. Pero, a lo largo de los episodios, se va viendo que es él quien realmente le tiene bien cogido de los huevos al personaje de Brian Kinney. Suele ocurrir.



Justin Taylor y Brian Kinney.
Averigüen quién es el pasivo y quien el activo
en esta relación.

Yo no voy a ser quien juzgue este tipo de relaciones. Dios me libre. Pero entiendo las primeras reacciones que pueda tener una madre al descubrir ciertos hechos. Aunque después del susto, no le quede más remedio que asumirlos.

Os pongo un video elaborado para Los 40 QMLPD, donde aparecen algunas escenas de esta serie. Hoy el Giliblogger sí que me ha dejado subir el video. Qué suerte.


video