viernes, 29 de julio de 2011

Canción Triste de Zowi 1: Tengo Un Hermano Chungo

La entrada de hoy os la podeis ahorrar si quereis. Creo que me va a quedar demasiado larga y no es divertida.

Tengo un hermano chungo.

El adjetivo no se lo he puesto yo. Se lo puso él mismo hace unos años en una discusión de las muchas que tuvimos: "¡Sí, soy un chungo!". Me dijo gritando.

Mi hermano es mayor que yo pero tiene algo así como quince años menos.

Mi hermano está muy jodido. Es, básicamente, un alcohólico de mierda. Eso ahora, porque también ha sido un cocainómano de mierda, un pastillero de mierda y también un porrero de mierda (pero esto es ya casi anecdótico). Ahora sólo es un alcohólico de mierda (de vino malo comprado a granel) porque no tiene un puto duro y no se puede permitir otra cosa.

Hace algo más de dos meses entró voluntariamente en Proyecto Hombre. Yo siempre pensé que ese tipo de lugares eran para marginales heroinómanos de barrios pobres, para quinquis tipo El Vaquilla y personas así. Pero no. Os sorprendería la cantidad de gente aparentemente "normal" que está dentro. Para entrar contó conmigo en el proceso que se hace en la Casa de Acogida y ahora soy lo que llaman su Acompañante. Cuando necesita algo o les dejan salir puntualmente tengo que hacerlo yo y estar pegado a el para evitar consumos y situaciones complicadas.

Tengo un hermano chungo.

Este fin de semana le toca salir (en la fase en la que está le dejan uno de cada tres). Esta tarde pasaré a buscarle y nos iremos a Galicia, a un pueblo de Ourense y pasaremos allí el fin de semana hasta el domingo por la tarde, cuando vuelva a la casa con su rutina de alcohólico de mierda en rehabilitación.

Vamos a Ourense porque allí está pasando las vacaciones su hijo. Se llama Xoan y tiene siete años. Vive durante todo el año con sus abuelos maternos en un pueblo de Burgos. Porque Xoan, aparte de no tener padre (mi hermano nunca ha podido hacerse cargo), tampoco tiene madre (muríó con 27 años de un puto cáncer). Sí, todo esto es una auténtica basura. Dejad de leer. Os lo recomiendo. Estais a tiempo.

Mi hermano y yo nunca hemos tenido buena relación. Somos como la noche y el día. Puede resultar chocanque pero el único abrazo en la vida que nos hemos dado fue en el momento justo antes de que el entrara en la casa de Proyecto Hombre. Hasta entonces el único contacto que tuvimos fueros las ostias que el me daba cuando yo era niño y me gritaba "¡marica, defiéndete!" y las que luego nos dimos mutuamente cuando me hice mayor y aprendí a defenderme.

A mi hermano le he llegado a odiar y he llegado a desear que...bueno, ahora es distinto. Llegó un momento en que tuvimos que enfrentarnos al problema en serio. Dejé un trabajo cojonudo con un sueldo cojonudo y volví a mi ciudad. Y al intentar ayudarle empecé a ayudarme a mi mismo (lo de mi salida del armario tiene mucho que ver con todo esto). Comprendí que la vida son dos putos días y que hay que echarle cojones para sacarle algo de provecho. Y en esas estamos.

Tengo un hermano chungo.

Y sin embargo le quiero.

jueves, 28 de julio de 2011

Nuestros Maravillosos Aliados 1: La Sexta

Hola, de nuevo. He tenido una visión. Los gays debemos conquistar el mundo.

Sí, así de claro. El mundo necesita ser salvado y sólo lo pueden hacer los maricas. También dejaremos que se apunten las bolleras, que siempre viene bien en una guerra alguien que sepa de mecánica ( los tanques y las armas que tendremos que usar pueden tener averías, ya sabeis).

Pero nosotros solos no podremos quitarle el poder mundial a los heteros. Ellos son muchos más. Así que necesitamos, antes de comenzar la batalla, aliados de cierta envergadura y quintocolumnistas entre sus filas. Gente que nos aprecie y que consiga convencer a cuantos más heteros mejor de que, en el fondo, somos buena gente.

Los primeros aliados que he conseguido fichar han sido los de LA SEXTA.



¿Por qué?. Muy sencillo. Por la linea editorial de sus informativos. Muy a menudo cuelan entre sus noticias algún suceso ocurrido en esta nuestra comunidad (como diría el señor Cuesta) y siempre desde el prisma de la compresión y el respeto. Con naturalidad. La última que ví fué el martes pasado: hacía referencia a la sentencia a tres años de prisión a un pabo que agredíó a un marica en un restaurante sólo porque se estaba besando con su pareja. Flipante.

Por el tratamiento cuidadoso y respetuoso en los programas de humor de todo lo gay. El Intermedio de Wyoming es un claro ejemplo (y no sólo por la famosa Caravana de Palomos de Badajoz o por el pregón en directo de la fiesta del Orgullo de Madrid).

Por respetar a la audiencia creando un canal temático de cine como la Sexta3. ¿Hay algo más gay que un canal que emite películas clásicas durante todo el día? Poder volver a ver a Kim Hunter arrancándole la camiseta a Marlon Brando en "Un Tranvía Llamado Deseo" o a Paul Newman discutiendo borracho con Liz Taylor en "La Gata Sobre El Tejado de Zinc" es lo más marica del mundo.

Por todo esto y más LA SEXTA ha sido elegido como uno de Nuestros Maravillosos Aliados.

(Pero no conteis nada, no vayáis a descubrir mi plan. Tened paciencia. Todavía quedan muchos por reclutar).

miércoles, 27 de julio de 2011

Will, Cásate Conmigo 1: All Time Love

En el último número de la revista Shangay me entero de que Will Young ha sacado nuevo disco. Esto me sirve de escusa para comenzar esta nueva serie de post.

¿Quién coño es Will Young, se preguntarán algunos de ustedes? Pues muy sencillo, es el tío con el que me voy a casar algún día. Él todavía no lo sabe. Pero lo sabrá. Y usaré este blog para llegar hasta él.

Aparte de eso, es un cantante británico con una carrera de ya casi 10 años. Ganó el concurso televisivo inglés Pop Idol (un operación Triunfo de allí). Al día siguiente declaró a la prensa que era gay. Para disgusto de muchos (sus futuros productores) y, sobre todo, de muchas (las fans que le votaron). Desde entonces la prensa sensacionalista nos ha ido informando de todos sus novios (Murdoch no tuvo que ponerle muchos espías porque el nunca escondió a ninguno de ellos).

No es especialmente guapo ni está especialmente bueno, pero es adorable. Sí, adorable (ya lo sé, soy una nenaza). Canta de puta madre y ha sabido llevar una carrera coherente dentro del mundillo del pop blandito. Es mi cantante favorito (esto no habla muy bien de mis gustos musicales, pero qué le vamos a hacer).



¡Qué mono! No le mireis mucho que es todo para mí


No sé cómo lo haces, pero hasta con el chándal estás guapete


Hoy os pongo un video de una canción suya titulada "All Time Love". Atentos a la historia que tiene tela.

El Will hace de un revolucionario que se enfrenta a una dictadura latinoamericana cualquiera. En su revolución entabla estrecha amistad con una chica y con un tío (guapo a rabiar, por cierto). Los dos se enamoran de Will, pero al final éste corresponde sólamente al chico. Y claro, la tía se mosquea mogollón (vean las analogías con Soñadores de Bertolucci y con la Casa De Los Espíritus de Isabel Allende). Al final la historia acaba con un juicio en el que los dos hombres son condenados (¿por qué?, ¿por revolucionarios o por ser unos asquerosos invertidos?, interpreten ustedes). En este juicio la chica declara de testigo contra ellos (qué malas y retorcidas son las tías. Hombres heteros del mundo: ¡haceros maricones! ¡saldreis ganando! ¡y nosotros también que así seremos más para escoger!).

No se puede ser más sutil con las miradas en el video. A mi me encanta. Disfrutad de él (me refiero al video, no a Will Young, que de ese sólo puedo disfrutar yo).



No sé si os habéis fijado pero al principo del videoclip se oye un fusilamiento. Eso quiere decir que a mi Will me lo han matado esos canallas. ¡Hijos de puta!. ¡Pagareis por ello!.

lunes, 25 de julio de 2011

Pilot Gaydes 2:El Parque De Atracciones

Bueno, ya he vuelto de otro fin de semana en Chueca siguiendo con mi curso intensivo de ser supergay.

El viernes comencé la noche acercándome a un interesante parque de atracciones. El parque en cuestión se llama X-treme y tiene dentro un montón de cosas para hacer. Es imposible aburrirse. Es un parque de temática gay, claro. Aunque mucho menos que el Terra Mitica de Benidorm en el que estuve hace unos años con un amigo. Ese sí que es gay: lleno de dioses griegos y gladiadores romanos. Debería estar prohibido para los niños, que luego se nos vuelven maricones.

Nada más entrar se me acercó un pabo que me dijo algo así como: "me gustan los tíos altos como tú, fóllame". Así, sin más. Sin un hola, sin un buenas noches. Se están perdiendo los modales. Yo le dije que no (aunque no estaba del todo mal, era mayor que yo y en esos momentos buscaba otra cosa), pero me hice el simpático y le vacilé un poquito, como dándole ciertas esperanzas. El resto del tiempo que estuve recorriendo el parque me lo fui cruzando y el volvía a preguntarme: "qué, ¿me follas o no?".

Pero vamos a lo que vamos, que esto es una guía de viajes. En el X-treme tienes de todo y por sólo 10 euritos la entrada (que incluye una consumición. Luego los cubatas están a unos razonables 6 euros). Había, como en todo parque de atracciones que se precie, una Casa del Terror. Estaba muy oscuro y había hombres-lobo, muchos vampiros y sí, tambien alguna momia. Además me crucé con un fastasma ("la tengo de 30 cm.", me dijo el muy bribón).

En otra zona había unos columpios muy curiosos (ver ilustración adjunta).

Subiendo unas escaleras llegabas a un agradable cine. No era en 3D pero si alargabas un poco la mano casi podías tocar lo que había en la pantalla. De hecho yo toqué a un chaval bastante potable (no daré más detalles, pero llegamos hasta el final y se quedó razonablemente satisfecho). Por cierto, que la película que estaban echando me sonaba mucho y creo que ya la había visto (es una en la que al final se casan, muy bonita, lloré mucho cuando la vi en su momento).

En este parque también había espectáculos. En un momento dado, salieron dos agradables muchachos a un escenario haciendo un número (numerazo) de funambulismo. Qué equilibrio, qué flexiblidad, qué... Sin palabras. Los de El Circo del Sol una mierda comparados con estos.

Y así todo el rato, yo no hacía más que subir y bajar escaleras. No subía tantas desde el día aquel en que se estropeó el ascensor de mi piso. Ya, cuando había montado en varias atracciones, decidí que no daba más de sí el tema. Esto es como el Dragon Kahn, la primera vez que te montas mola, pero luego empieza a perder emoción.

Al final, en plan perdonavidas, me puse a hablar con el pabo que me perseguía. Resultó ser arquitecto y bastante majete y como yo soy del mismo gremio (ingeniero de obra civil), nos pusimos a hablar de la crisis inmobiliaria, de la falta de dinero de las administraciones y esos temas tan morbosos. Todo esto mientras se oían unos gemidos extraños en un cuarto contiguo y pasaba por delante la gente medio desnuda. Surrealista.

Salimos los dos del X-treme y le llevé al Black & White. Allí el colega me invitó a un gin-tonic. Pero hice lo que no se debe hacer nunca, dejarle plantado (a veces me sorprendo lo cabrón que puedo llegar a ser). Es que yo ya iba a lo que iba. Vi a un chapero guapísimo, con una cara de malote supermorbosa. Y me volví loco. Me llevó a un hostal (20 euros por hora la habitación). Luego resultó ser un poco frío. Nada que ver con el de la semana pasada. Ni siquiera besaba.

El sábado decidí tomármelo todo más tranquilo. Estuve en el Rimmel (un sitio cojonudo, muy agradable y de buen rollo. En serio), en el Delirio (también cojonudo) y acabé en la discoteca Ohm (celebraban una fiesta en recuerdo del Orgullo de este año. Por cierto, señores que haceis los flyers con los que ensuciais Madrid: este, en mi caso, funcionó). Según pasaban lo minutos sentí como una enorme tristeza intentaba agarrarse a mi chepa ( la estuve viendo venir durante toda la noche) así que tuve que sacudirla bailando como un puto pirado. Al final conseguí desacerme de la mayor parte de ella, aunque me llevé un poco al hotel a que pasara el resto de la noche conmigo.

Bueno, agur. Hasta la próxima.

  

jueves, 21 de julio de 2011

¡Que Viene El Papa! 1:El Cartel

Qué chuli. Ya falta menos de un mes para que el Papa Benedicto XVI visite España y más concretamente Madrid. Va a estar muy bien: se juntarán cientos de miles de jóvenes de buen rollo para hablar de amor. Es como la fiesta del Orgullo pero con menos ganas de follar.

Como yo soy de los que busca siempre el entendimiento con los demás, he decidido ayudar a la organización de tal evento a que todo esté preparado y en perfecto estado de revista. Hoy he pensado en proponerles un cartel anunciador. Iba a hacerlo de una paloma que vuela alegre atravesando el cielo azul y con el Papa acariciando un niño con un lema que dijera "Ven conmigo y te enseñaré el Amor".

Pero se ha enterado Marc y me ha cambiado la idea. Me ha dicho que dibujara una cosa muy rara. A veces a Marc se le va mucho la olla, no tiene término medio y no es nada conciliador. La Iglesia solo quiere que seamos felices y que haya armonía en el mundo y el no da su brazo a torcer. De esta forma nunca llegaremos a entendernos con los curas.

Así que el cartel resultante es el que veis abajo. Se lo haré llegar al Rouco Varela cualquier fin de semana de estos que me lo vuelva a encontrar en una sauna de Chueca.

No sé, yo prefería el de la palomita y el niño acojonado con el Papa.



                                                                             

miércoles, 20 de julio de 2011

Soy Gay 1: El Supercomprensivo (¿O No Tanto?)

Lo más divertido de haber decidido ser un gay en activo, es lo de ir viendo la jeta de la gente a la que se lo vas contando. Es casi mejor que lo de follar (bueno, no tanto). Con este post comienzo una serie de reacciones. La conclusión es muy sencilla: LOS HETEROS NOS ODIAN. Todos. Cada uno a su manera.


martes, 19 de julio de 2011

Los Demasiado Guapos 1: Lee Ryan

Antes de seguir presentando al resto de mis amigos haremos una agradable parada. En esta entrada comenzaré lo que será una colección de tíos adorables que a mi siempre me han gustado. Ya vereis que me van blanditos y buenos chicos, siempre muy pulcros, no como a Marc con sus "follables".

El primero que traigo es Lee Ryan. Este jovenzuelo canta en una boy band británica (cómo me ponen las boy bands) llamada Blue con otros tres pabos a los que nunca presté mucha atención ni sé cómo se llaman.


Vaya carita, ¿Es o no es adorable?

Sí, estoy buenorro, ¿Qué pasa?
No sé si te habrás dado cuenta, joven amigo,
pero llevas un botón de la bragueta desabrochado
¡Es que os visten como putas!

De todas las cancioncitas que hizo este grupo, la más importante (es un decir) es una versión de un tema de Elthon John: "Sorry Seems To Be The Hardest Word". Por cierto, que el susodicho aparece también en el video (concretamente es la señora gorda, mayor y con gafas que toca el piano. No confundir con Jorge Javier Vázquez)



Siempre que veo este video me llaman la atención dos cosas: una son los gorgoritos que se marca el Lee Ryan en plan "cantosuperbien" (¿hará los mismos ruiditos cuando se lo estén trajinando?) y otra el propio piano blanco y con retroluz (como los relojes Casio de antaño).




lunes, 18 de julio de 2011

Pilot Gaydes 1: Comiendo en Chueca

Hola. Este fin de semana me pasé por el barrio de Chueca para degustar los sabrosos platos que le han hecho mundialmente famoso. La verdad es que nunca me había atrevido con los menus de la zona. Pero bueno, en mi desarmarización va incluido el aprendizaje de nuevas comidas (y con comidas me refiero a lo que me refiero).

El viernes por la noche, después de salir espantado del Fulanita de Tal (no era marisco precisamente lo que andaba buscando) me pasé por el Cruising y me pusieron en bandeja un menú degustación con la típica comida andaluza (sé que era andaluza porque justo antes de la comida me lo dijo). Al final se me atragantó un poco. (Es que es sacarme del gazpacho y ya me pierdo). He de reconocer que soy muy mal comedor (mi madre siempre me lo decía de pequeño:"hasta que no te comas todo, no te levantes")

El sábado decidí cambiar la estrategia. Antes de buscar a alguien que me invitara a probar su  menú decidí ir a lo rápido y gastarme la pasta en un buen cordero lechal. Me pasé por el Black & White ya que me dijeron que por ahí se suelen cocinar muy buenos. Era cierto. El que decidí zamparme tenía 22 años y era de Venezuela. Hay que ver lo que es la globalización del mercado: antes todos los corderos venían de Aranda.

Pero a lo que iba. El corderito en cuestión me habló (¿cuantos cubatas llevaba ya encima?) y me dijo que había dos precios en el menú: 40 euros sólo probar un poquito o 70 euros y me podía comer hasta los huesos. Obviamente elegí la segunda opción, no sin antes invitarle a un gintonic (otros 8 eurazos). Para celebrar el banquete me llevó a una sauna (10 euros por cabeza la entradita) y allí nos pusimos tibios. Los dos bien asaditos, vuelta y vuelta.

No contaré más detalles porque me pongo malo. es lo que tiene hablar de comida cuando ya estás lleno.

Aprendí una gran lección de gastronomía: "cuidado con los dientes y usa más la lengua".

Ahora a dieta...hasta la próxima.


jueves, 14 de julio de 2011

Marc, el depredador insaciable

Hola de nuevo. Hoy seguiré con las presentaciones de mis amigos, antes de comenzar de pleno con el blog. Hoy le toca el turno a Marc que, a diferencia de Unai, este sí que es homo.

Es de los superactivos sexualmente, muy promiscuo (si no lo es más es por falta de tiempo), despreocupado de lo que digan los demás e interesado en coleccionar jovencitos. Los tíos que a mi me parecen adorables a el le parecen "follables". Es así de directo. A veces, al ser tan explícito, me averguenza un poco cuando habla, pero en el fondo me gusta y me pone un poquito cachondo. Yo creo que se ha acostado con todos menos conmigo.

Es bastante guapito y está cachas (pero sin exagerar), pero lo que le hace más atractivo es su seguridad en si mismo. Esto sí que me pone de verdad. Y me da algo de envidia.

Le gusta la música de discoteca, o como se llame (pero no el reggaeton, no es tan cutre). Le gusta desfasarse por las noches y toma nosequé pastillas para aguantar la mayor cantidad de horas posibles. Cuando está calmado escucha mucho hip-hop (dice que Eminem es el rapero más sexy del mundo).

Cuando le comenté que iba a escribir un blog me pidió que de vez en cuando le dejara participar. Dice que, como somos unos ignorantes, nos educará en el hip-hop y que preparará una lista de "tíos follables" que de vez en cuando nos irá detallando. Miedo me da.

Marc segundos antes de comerse un lechoncito

miércoles, 13 de julio de 2011

Unai, el de los ojos verdes

Hola de nuevo. Como os dije, os voy a ir presentando a mis amigos. Hoy toca que conozcais a Unai. Es ingeniero de minas, trabajábamos juntos en una constructora de Bilbao y desde el principio nos caimos bien. Y hasta ahora.

Es el típico vasquito guapo. A destacar sus increibles ojos verdes. Es muy extrovertido, simpático, comprensivo...y del Athletic. Es de los comprometidos con todas las causas nobles (y también con alguna innoble de la que no nos gusta hablar entre nosotros para evitar dejar de ser amigos. Sí, la política es una mierda).

Pero tiene un gran problema: es hetero. Un pena y un desperdicio. Aunque es de los que defiende a muerte todo lo gay (¡incluso más que yo!), porque su rojerío así se lo manda. Su religión izquierdista le obliga a comprender al que sufre o es diferente, pero en su caso, además de una obligación, es una convicción.

Le gustan los grupos de rock radikal vasco, los libros retorcidos y las películas extranjeras subtituladas (incluyendo aquí también las españolas). De vez en cuando le invitaré al blog para que nos recomiende algo y nos explique alguna de sus cosas.


Este es Unai. A destacar sus bonitos ojos verdes. ¿Verdad?

martes, 12 de julio de 2011

Sí, soy un pedazo de maricón

Hola, qué tal. Me llamo Zowi y soy un poco marica. Mis padres y mi familia no lo saben. Tampoco en mi trabajo. Pero algunos amigos sí. Ya os los iré presentando poco a poco.

Cuando antes escribí que era un poco marica, quería decir que soy un pedazo de maricón. Porque cuando uno es algo, lo es y punto. No es que tenga pluma ni nada de eso, pero soy un pedazo de maricón. Siempre lo he sido, que esa es otra.

Yo no entiendo a los que dicen que se puede elegir y apuntarse y desapuntarse como quién se de de baja de un compañía de telefonía (bueno, quizás este no sea el mejor ejemplo). Seguramente eso lo digan los que odian a los pedazo de maricones como yo. Tampoco se cura, ni se contagia, ni nada de eso.

Hasta ahora he intentado ocultarlo, pero ya estoy un poco harto de estar solo y mentir y fingir. Es bastante agotador. Por eso, a partir de ahora y con la ayuda de mis amigos iré saliendo poco a poco del armario. Concretamente es un armario Pax Uggdal de Ikea, muy práctico porque tiene puertas correderas y eso optimiza mucho el espacio. Pero bueno, poco a poco.

En este blog iré reflejando todo el proceso. Si quereis acompañarme estaré encantado.


Este soy yo dando un salto un poco gay